Hardware

Apple reconoce el problema de rendimiento en las CPU de los MacBook Pro 2018

El sistema de refrigeración de los nuevos MacBook Pro 2018 ha dado mucho que hablar estos días, y no precisamente ha recibido alagos, si no todo lo contrario. Numerosos usuarios han criticado el excesivo calentamiento al que llega el Mac cuando se realiza una tarea exigente como la edición de vídeo. Esto se achacó a un problema en el sistema de refrigeración que hace que los profesionales tengan una mala experiencia de uso con este Mac

Apple reconoce el problema con la ventilación de los MacBook Pro 2018

MacBook Pro 2017

Este problema asombrosamente ha sido reconocido por Apple hace unos minutos, algo que nos sorprende ya que no ocurrió lo mismo comenzó al saltar el problema con los teclados mariposa de segunda generación. El comunicado de Apple al respecto dice lo siguiente:

“Después de extensas pruebas de rendimiento con numerosas cargas de trabajo, hemos identificado que hay fallo que afecta el sistema de gestión térmica y podría conducir a bajas velocidades del reloj bajo pesadas cargas térmicas ​​sobre el nuevo MacBook Pro. Una corrección de estos errores se incluye en una actualización complementaria de macOS High Sierra 10.13.6. La actualización ha sido liberada en el día de hoy y se recomienda su instalación. Pedimos disculpas a cualquier cliente que ha experimentado un menor rendimiento en sus dispositivos“.

Como comentamos la semana pasada, este fallo en la ventilación provocaba que el rendimiento de un procesador i9 fuera muy similar o peor al de un i7, algo incomprensible. Si queríamos tener un rendimiento óptimo en un MacBook Pro con un i9 debíamos de introducirlo en un congelador, y el procesador se ponía a trabajar a su velocidad máxima, ya que no estaba adecuadamente refrigerado.

Apple parece ser que ha realizado a posteriori unas pruebas para valorar el rendimiento de su procesador y han concluido que si existe un problema en el software que impide que los ventiladores comiencen a funcionar cuando se le está sometiendo al procesador a cierta presión, para preservar el silencio del Mac sobre el rendimiento.

Esto ha quedado resuelto con una actualización complementaria que ha sido liberada en el día de hoy, acompañada de las disculpas de la compañía a todos aquellos usuarios que han sufrido este problema.

Para nosotros, estas pruebas deberían de haberse realizado antes de poner a la venta este ordenador con un procesador tan potente. Pensamos que en Apple hay inteligencia de sobra para pensar que al igual deben de probar como reacciona la ventilación ante una presión de trabajo muy alta sobre el procesador. 

De todas formas, vemos con buenos ojos que Apple haya reconocido este error tan pronto, y con una solución como es la actualización de software que esperamos termine solucionando este error y no agravándolo. 

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas al respecto de esta solución al problema de refrigeración del MacBook Pro 2018.